Menú Cerrar

Movimientos de la Primavera II: El Fluir

1

Nuestra vida se vuelve fluida cuando se deshacen los bloqueos, las resistencias, los muros que levantamos en nuestra mente y nuestro corazón.

La primavera es un tiempo propicio para cultivar esta actitud que es el otro polo del control.

El padre José F. Moratiel nos invitaba a ser como el agua, a ir de paso, fluyendo por las experiencias, abiertos al devenir de lo que sucede.

Dejar que suceda, tolerar la incertidumbre, atender a nuestra inspiración y a nuestra intuición,  vivir el tiempo como kairos y adentrarnos en el eterno presente, explorar…. son aprendizajes que nos hacen arribar a la orilla de la fluidez y a sentirnos vivos y acceder a los dones de la Vida.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =