Menú Cerrar

El camino del corazòn Parte IV: ¿Cuánto falta para que amanezca?

En medio de las situaciones de sufrimiento, cuando se alargan en el tiempo, aparecen en nuestro interior las preguntas y las dudas: ¿cuánto tiempo va a durar esto? ¿habrá salida? ¿cómo hemos podido llegar hasta aquí?

El kairos, el tiempo oportuno, la abertura en el tiempo que nos dona el acceso a lo que nos es concedido como regalo en el devenir de los aconteceres, es un descubrimiento en las experiencias de la noche oscura del Alma, que dirìa San Juan de la Cruz.

La confusión, la falta de sentido, la saturación de información, el contagio emocional, los cansancios…. Todo aparece a lo largo del peregrinar por el desierto, a lo largo del proceso de crisálida, en medio de la oscuridad de la Cruz….

Experiencias que nos ayudan a posicionarnos, a hacer una elección: ¿desde donde voy a vivir? , ¿desde donde voy a hacer mis elecciones?, ¿a realizar mis quehaceres y mis proyectos? ¿qué emociones voy a alimentar? ¿cuáles van a ser los motores que me muevan en la vida?¿soy un faro de luz o soy un hacedor de sombra?.

No sólo es importante lo que hago, lo más importante es desde donde lo hago. Con mis elecciones construyo realidad y creo el futuro. Si elijo el amor como motor último de toda mi realidad encuentro la plenificación de mi Ser y puedo cultivar perlas de la árida arena, hacer diamantes del negro carbón.

La sencillez, la gratuidad son algunas de ellas.

-¿Cuanto falta para que amanezca?

-¿Cómo no puedes ver la luminosidad de esta noche en la que vives? ……….

2 comentarios

  1. magdalenarodriguezsite

    Querida Pilar
    Qué alegrìa saber de ti. Ya sabes que las coincidencias son señales. Caminar juntos e iluminarnos el camino unos a los otros es una realidad que vivimos hoy más que nunca. Bendiciones para ti y un abrazo muy grande

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 19 =