Menú Cerrar

Economía : una re-evolución necesaria

Acostumbramos a pensar de manera dividida, de forma que oponemos lo material y lo espiritual.
Desde un estado de nuestra evolución esta visión la adoptamos, y desde ella, plasmamos en nuestra vida la relación con la economía. Y, lo más curioso es que la adoptamos como una verdad inamovible.
De forma que clasificamos a las personas en muy materialistas y en muy espirituales, o poco prácticos. Como si hubiese algo de lo creado que no fuese sagrado, y no estuviese atravesado por la dimensión y el sentido de lo espiritual.
Lo espiritual toma forma y se manifiesta también en el dinero y en como nos relacionamos con él y existen formas más maduras y evolucionadas de hacerlo. Es el ser humano y el bien común los que tienen que ocupar el centro del sistema económico y el beneficio ser la consecuencia y no la causa. Economía colaborativa, banca ética, crecimiento sostenible, redistribución de la riqueza, compartir los bienes, son algunas de las realidades que se manifiestan cuando el aspecto económico está al servicio de la dignidad humana.
A medida que vivimos más desde nuestro Ser esencial, se va reordenando este aspecto en nosotros y vamos trascendiendo los patrones de carencia que tenemos grabados y que nos llevan al inmerecimiento y, paradójicamente, a que nada sea suficiente, por mucho dinero que tengamos, a simplemente gozar la sobreabundancia que nos es dada con el mayor bien que recibimos: la Vida.

3 comentarios

  1. Rafaela

    Buenas noches, Magdalena. He tenido la oportunidad de ver y escuchar tu nuevo blog que versa, sobre la economía evolutiva. Por lo que sé, l
    La economía es una ciencia que estudia el aspecto económico de la vida humana en sociedad. Su método fundamental consiste en la observación del comportamiento humano en relación con el medio físico y los demás hombres en su tarea de satisfacer las necesidades humanas. Mi pregunta es: Cuál es el fin y los medios de la economía evolutiva??. Gracias. Un saludo.

  2. Cristina.

    Gracias por la interesante conversación sobre un tema que a mi parecer es a veces difícil de gestionar. Nuestra relación con ” el dinero” dice mucho de cómo estamos en la vida.
    El reparto de la riqueza debe empezar desde lo micro, compartiendo y moviendo para que ese energía fluya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − uno =