Menú Cerrar

Comunicación humana: intimidad y transparencia

Sólo podemos ser si somos en relación. Este es uno de los misterios de nuestra vida. Las relaciones son el ámbito donde vivimos y existimos.

Como seres humanos que somos experimentamos la necesidad de hacer de cada relación una urdimbre segura para que pueda acontecer la apertura y podamos mostrarnos. En ausencia de esa seguridad nos cerramos y desplegamos defensas que nos impiden ser y vivir.

Comunicación y comunión comparten la misma raíz indoeuropea “kom” ( junto, cerca de…) que a su vez da lugar a la etimologìa latina “communicare” ( compartir información, impartir, difundir) y la griega “koino”( común) que las matiza…
Esta exploración etimológica, que me apasiona, nos revela que cuando hay una verdadera comunicación vamos experimentando la comunión, la unidad que somos.

Como reflexión cabe preguntarnos porqué en una época donde las posibilidades de comunicación se han multiplicado, avanza la deshumanización y el aislamiento.
Y cómo y cuánto hemos deshumanizado nuestra comunicación.

Hoy prevalecen normalizados en nuestra sociedad mecanismos que van haciendo que la deshumanización avance, como avanza la desertización de la madre tierra: la saturación, la rápidación, la superficialidad, el estrés, el egocentrismo, son algunos de ellos.

Hemos sido educados para vivir y relacionarnos desde las defensas, donde el ocultamiento, el disimulo, la mentira, el maquillar nuestra verdad, la hiperadaptación a lo que se espera, el conflicto permanente de la la torre de Babel, el egocentrismo, etc, van ensordeciendonos e incapacitándonos para la escucha profunda y el reconocimiento del otro, como alguien distinto a quien quiero descubrir y respetar, a la vez que experimento la alegría de ser conocida, descubierta y respetada en todo mi ser y mi complejidad.

Os invito a cultivar en vuestro día a día, la verdadera intimidad y la transparencia en cada una de las relaciones en las que sois y vivís, para lograr una comunicación verdaderamente humana que os lleve a experimentaros en vínculos seguros que os permitan mostraros, ser y crecer en lo mejor de vosotr@s mism@s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =