Menú Cerrar

El Despertar de la Crisálida. Invierno 2024

     

     LA VIDA SE GESTA EN LO PROFUNDO

     En este invierno que atravesamos, hemos sido convocados a ir hacia dentro, en una travesía que inicia en las máscaras, guiones y mapas que no nos pertenecen y que hemos ido construyendo poco a poco, para ser vistos, aceptados, sobrevivir a las heridas que hemos recibido y adaptarnos al mundo  que nos rodea, en la esperanza de que nos acoja y nos haga sentir nuestra validez; desde aquí no podemos desplegar el ser que somos, ni vivir la libertad y el gozo que son inherentes a nuestra naturaleza, como tampoco acceder a la experiencia de comunión-unidad que conlleva.

Somos invitados a vivir con confianza cada experiencia  que la Vida nos ofrece, a nivel personal y comunitario,  porque son necesarias para que se vaya deshaciendo lo que nos oprime y nos desvía, para que vayamos enraizándonos en lo interior verdadero, en un retorno continuo a la inocencia. Ahí, en ese espacio sagrado, en ese templo, somos Vida y gestamos Vida.

Se nos pide un reconocimiento de esta Verdad y una entrega incondicional a su servicio, así como a custodiarla y cuidarla en su fragilidad para hacerla crecer y madurar.

Son nuestros anhelos profundos los que nos guían. Dedicar tiempos de silencio, meditación, oración a la escucha de los susurros del Espíritu en nosotros, en nuestra “íntima intimidad”, a través de ellos, nos va conduciendo a ese lugar donde somos creadores y manifestadores de Vida.

No hemos sido llamados solos, el tiempo de los itinerarios en soledad ha acabado, el reto ahora es hacerlo en comunidad, espacios de comunión y creación en común. No es posible la manifestación de la realidad humana verdadera, si no se manifiesta a través de la Unidad que somos. Toda barrera cae y seguirá cayendo en nosotros y en  nuestras relaciones, si así lo permitimos.

A vivir este Misterio somos llamados…..

Os espero en Casa de Espiritualidad de San Juan de la Cruz en Úbeda, del 9 al 11  de febrero de 2024

 www.sanjuandelacruzubeda.com

Iniciaremos la experiencia el viernes a las siete de la tarde y finalizará el domingo tras la comida del mediodía.

Cuidaremos la experiencia para que se pueda vivir la identidad profunda que somos: La verdad en la mente atenta, la belleza en el sentir y la bondad en el hacer. Por ello, todo el fin de semana será en régimen de silencio y largos tiempos de oportunidad de soledad, en conexión con la naturaleza y priorizando el descanso. Cada persona dispone de su habitación individual con baño interior.

Precio del retiro: 150 euros

Precio de estancia y comidas: 100 euros

A los que os sintáis llamad@s a esta experiencia, os espero de corazón.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 11 =